Reseña: El Mirlo de la Esperanza de Freda Warrington

FICHA TÉCNICA

Título: El Miro de la Esperanza (El Imperio de Gorethria I)elimperiodegoroth

Autor: Freda Warrington

Año: 1990

Editorial: Timun Mas

ISBN: 8477225524

Número de páginas: 379

Precio: Descatalogado

SINOPSIS

Gorethria era un extraño y hermoso país, que había engendrado a un pueblo igualmente singular. Sus habitantes eran gentes altas, delgadas, elegants, con la piel de una intensa tonalidad cobriza: tenían el cabello negro y largo; vestían ricos ropajes, eran barbilampiños, y sus ojos multicolores poseían una enigmática cualidad tenebrosa.

Durante más de un milenio habían mantenido subyugado al continente que en un tiempo se conoció como Vardrav, y que, ahora, había pasado a llamarse Imperio Gorethriano. Su gusto casi estético por la guerra y el derramamiento de sangre provocó que civilizaciones mas fuertes que la suya, aunque menos perfeccionadas, cayeran ante sus inmesiricordies ejércitos. Su innata crueldad mantuvo, desde entonces, a aquellos países bajo el siniestro control de Gorethria.

De este terrible país partió Ashurek, antiguo comandante en jefe de los ejércitos y azote de las razas sometidas. Tenía que reunirse con Estarinel, grave, fuerte y sensato, procedente de Forluin, fabuloso país de leyenda donde reinaba siempre la paz; y también debía encontrarse con Medrian, eternamente envuelta en una gélida capa de misterio, con los ojos ensombrecidos por los sufrimientos soportados durante largo tiempo.

Los tres personajes tenían que cumplir su Misión: debían de encontrar y aniquilar a la gran Serpiente, que había llegado desde más allá de las fronteras del mundo, de un desierto de hielos eternos, y que amenazaba con arrasar y destruir toda la Tierra.

SOBRE LA EDICIÓN

La edición es preciosa y de una calidad excelente, puesto que el libro salió en el 1990 y se conserva muy bien. La sobrecubierta es gruesa, con una mezcla de colores que hacen destacar al príncipe Ashurek a lomos de su corcel sobre el manto de nieve. La tapa dura es rugosa y sencilla, con un color azul claro y con el lateral marcado en letras de plata donde pone “El Mirlo de la Esperanza” y el numero “1”. Las hojas son de un grosor adecuado y a las que no les afecta el paso del tiempo, algo con lo que me he quedado muy sorprendida, porque otro tipo de ediciones de esa época envejecen bastante mal, pero en este caso apenas se aprecia que hayan pasado más de veintiséis años. Además cuenta con un mapa de la Tierra donde veremos ambos continentes bien detallados.

“Al entrar en el patio lo inundó la sensación de que algo había cambiado, del mismo modo en que ciertos lugares oníricos le parecen al durmiente iguales pero distintos…”

ANÁLISIS

El Miro de la Esperanza, es uno de esos libros que muchos amantes de los clásicos buscan, pero que es más que difícilde encontrar, si a eso sumamos que son varios libros, la cosa se complica, y se puede eternizar nuestra búsqueda. Pero cuando lo encuentras, sientes esa satisfacción que recorre cada poro de tu piel, por haber logrado encontrarlo, y es así como yo me sentí. Porque sabía que Freda Warrington era buenísima escribiendo, porque sabía que la historia me cautivaría y que me haría querer buscar los siguientes volúmenes. Así que tras este breve inciso y la siguiente introducción, os dejo mi reseña:

“En un universo remoto, ajeno al nuestro, hay un mundo esférico que atraviesan tres planos lisos de perenne rotación. Ese mundo difiere en gran medida del que habitamos, no tanto por la naturaleza de los dos continentes que se extienden en su corteza exterior, ni por los grandes océanos de color azul pizarra…”

Portada Original

Portada Original

La autora sabe conectar enseguida con el lector, transportándolo a un mundo muy bien construido, donde tiene lugar una serie de sucesos extraños. La historia se abre con la Misión de la Serpiente y con la misteriosa llegada de un guerrero que llega a la Casa de Eldor, en busca de respuestas. Pese a querer mantener su anonimato, el hombre al que busca enseguida le reconoce. Es nada más y nada menos que un gorethriano, el príncipe Ashurek de Gorethria .

Los gorethrianos conocidos y odiados por todos a causa de la devastación que llevan a cabo para conseguir conquistar todas las tierras que les sean posibles. Los gorethrianos que se pasan por el forro los sentimientos de la gente, que hacen todo lo posible por conquistar las tierras y les da igual cuantas familias destruir y cuan cruenta sea la batalla. Por ello, su llegada está muy mal vista por los hombres que regentan la Casa de Eldor, y este mismo es el que tiene que avisar que el gorethriano es su huésped y que como tal exige que se le dispense un trato educado.

“O matas o mueres…ese es el gran dilema de la humanidad…En un mundo salvaje, sin ley, no hay cabida para la afectividad o las conciencias puntillosas…”

Tras ese pequeño momento tenso, el príncipe Ashurek se reunirá con ciertas personas que le acompañaran en un largo viaje a través de los planos donde tendrá que buscar cómo acabar con La Lombriz. La extraña comitiva de la que ira acompañado el príncipe, la forman un joven plebeyo, llamado Estarinel, que tiene muchas razones por las que querer acabar con ese ser indeseable y una joven misteriosa, que nada quiere decir de su pasado. Por su parte Ashurek, al cual poco le importa lo que piensen, sí que contará sus motivos y conforme avance su historia conoceremos mediante sus pensamientos todo lo que sucedió en su reino Gorethria, del cual ya no quiere saber nada, donde ha perdido más de lo que una persona quisiera y donde la envidia y la maldad han hecho que su hermano se ciegue llevando a Gorethria a una espiral de violencia superior a la que llevaba su difunto padre. Ashurek que poco a poco va conociendo los motivos por los que su hermano se ha vuelto así, decide marcharse y poner tierra de por medio a fin de poder destruir el mal que se cierne sobre su reino.

“Hermano del emperador Mashurek, comandante en jefe de los ejércitos y la armada gorethrianos, asesino, destructor de países enteros, detestado villano, e incluso así lo creían algunos, demonio encarnado: ése era Ashurek, príncipe de Gorethria…”

 El camino que no estará exento de peligros, se verá acompañado por la frialdad de una de sus compañeras de viaje,

Portada Audiobook

Portada Audiobook

Medrian, la cual no le tiene en estima por el rastro de destrucción y muerte que dejaron los gorethrianos en sus tierras, pero que está dispuesta a dejar todo eso a un lado a fin de acabar con La Lombriz.

Viajaran a lo largo de la Tierra, entre planos, donde encontraran gente de la que uno no puede fiarse demasiado, una ciudad de la que no hay escapatoria gobernada por una extraña mujer, de una belleza inconmensurable, llamada Arlenmia pero más conocida como Ella, y que puede manipular a las personas a su antojo, a fin de conseguir lo que ella quiere.  Un mundo inferior, conocido como las Regiones Tenebrosas, donde una hechicera permanece atada por las oscuras fuerzas que en el viven, y que tan solo se puede comunicar muy de vez en cuando mediante una proyección astral, con la compañía para intentar ayudarles en los momentos más complicados.

“Su gusto casi estético por la guerra y el derramamiento de sangre hizo que civilizaciones más fuertes que la suya, pero menos perfeccionadas, cayeran ante sus inmisericordes ejércitos…”

Conoceremos el custodio del Mirlo de la Esperanza, y como la Piedra Ovoide que guardó durante todo ese tiempo es robada de su nido, desatando el caos en el mundo. Un error muy caro que pagara uno de los personajes de esta historia.

Y como tras conseguir cruzar el plano al que tanto ansiaban llegar, las tierras se ven devastadas por un ejército de no muertos. Pero ¡ojo! No es el típico ejército zombie, al cual hay que matar clavándole un puñal en la cabeza, ni mucho menos, este ejército de no muertos, hay que matarlo de otra forma mucho más violenta y mucho más interesante de la que estamos acostumbrados a ver.

“No podréis destruir a la Serpiente porque está en todas partes. En cada golpe que deis para derrotar a otros, habrá algo de la Lombriz en vosotros. ¿Podríais clavar la espada en la tierra y asesinar así al mundo? Sois instrumentos de M’gulfn…”

Algo que me impactó muchísimo es una de las escenas de guerra que recuerda el príncipe Ashurek, es como la gente es capaz de todo por no tener que luchar, y aunque para ello tengan que vivir una vida de terribles dolores, llevaran a cabo esa acción con tal de no tener que enfrentarse. Pero lo que más me gustó no es la cobardía de la gente, porque ya sabemos que en los campos de batallas, muchas de las unidades al verque podían morir, tiraban armas y escudos y salían corriendo en dirección contraria sin mirar atrás, sino como Ashurek se siente contrariado por uno de los mandos inferiores que ya le advierte que no acepte lo que el bando contrario le propone, y como aun así él no hace caso al hombre y decide hacer un acto de beneficencia, sin saber lo que vendrá después por tan terrible decisión.

“Qué distinto se ve todo, ¿verdad? Las apariencias pueden ser traidoras, pero según dicen, los espejos jamás mienten…”

En definitiva, la historia esta tan bien construida que no tiene nada que envidiar a los grandes autores de la Literatura Fantástica, algunos pensaran que soy una exagerada, pero lo cierto es que Freda Warrington, ha sabido crear un mundo rebosante de magia en el que todo concuerda y que jamás pondrías en duda nada de lo que ella te está contando. Su lenguaje es muy de la época, por lo que la lectura no es rápida, ni mucho menos, hay que leer con tranquilidad y fijarse en cada uno de sus detalles.

“Ningún demonio puede rozarme…y ningún humano es capaz de mirarme sin volver la espalda y alejarse por donde vino, llorando las desgracias de la humanidad…(Miril, el Mirlo de la Esperanza)

PUNTUACIÓN (sobre 5)

4GRIFOS

Comparte en tus redesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. Muy buena reseña, este libro lo leí hace muchos años junto con el segundo, pero no tenía ni idea de que fuera una saga.
    Que buena información.

    • ¡Hola Anna!
      Pues si, es una saga de cuatro libros. Hay gente que me comentaron que con el segundo libro la historia queda bien cerrada, por lo que no continuaron leyéndola. Pero mi opinión, es que, ya que comienzas a leer una historia debes de acabarla. Al fin y al cabo, siempre hay esos pequeños personajes con los que empatizamos de tal forma que nos gusta seguir sabiendo de ellos. En mi caso, el príncipe Ashurek me gustó muchísimo y ya solo, por ese motivo, seguiría leyendo El Imperio de Gorethria. Pero en realidad no solo es ese el motivo, sino que la historia de Freda Warrington es muy buena, bastante desconocida por aquí, pero para eso estoy, para dar a conocer libros que pueden encajar con los gustos de los lectores del blog.
      ¡Gracias por pasarte!
      Un saludo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que no eres un Robot *